Sunday 18 March 2012 11:50
Share/Save/Bookmark
Conmoción en Egipto por muerte de Papa Copto Shenouda III
Islam Times - El Cairo, 18 mar (PL) Cientos de cristianos coptos egipcios se concentraron hoy en la capitalina catedral de San Marcos para expresar su pesar por la muerte de su máximo guía espiritual, el venerado y controversial Papa Shenouda III.
Conmoción en Egipto por muerte de Papa Copto Shenouda III
Islam Times - El Papa de Alejandría y Patriarca de la Iglesia Copta Ortodoxa de San Marcos, título que ostentó desde 1971, falleció el sábado a los 88 años en su residencia de El Cairo, en la catedral del barrio Abbasiyah, tras años de lidiar con problemas hepáticos y pulmonares.

"Te amamos, Padre", "Dios lo guarde", fueron algunas de las frases gritadas entre sollozos por los coptos que desde anoche se congregaron en esa zona con fotos de Shenouda II, imágenes cristianas y velas para realizar una vigilia en su honor.

El líder de la mayor minoría cristiana de Medio Oriente, basada en Egipto, canceló el pasado miércoles su habitual sermón semanal por su delicado estado, en el que complicaciones de salud y la avanzada edad llevaron al deceso, según explicó su asesor político Hany Aziz.

De hecho, su última aparición en público fue ese mismo día en un encuentro al que asistió en silla de ruedas, pero debió retirarse poco después por fatiga, la misma que le impidió oficiar el sermón en el templo que solía hacerlo en Abbasiya.

Alrededor de ese recinto religioso prevalece hoy un verdadero caos vial que comenzó a agravarse apenas una hora después de que la agencia oficial de noticias MENA y la televisión estatal informaron del fatal desenlace del pontífice, atribuido a un ataque cardíaco irreversible.

Nazir Gayed, verdadero nombre del religioso nacido en 1923 en la provincia sureña de Assiut, destacó por su defensa de una comunidad cristiana que constituye poco más del 10 por ciento de los más de 80 millones de egipcios, en su mayoría musulmanes.

Sin embargo, su figura fue reverenciada y criticada en los últimos años, sobre todo a raíz de las revueltas populares que llevaron en febrero de 2011 al derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, a quien apoyó en aquellos días, al igual que había hecho siempre en el pasado.

Tras la caída de Mubarak, Shenouda III elogió al gobernante Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas por ayudar a reconstruir iglesias quemadas como parte de la violencia sectaria, pero desalentó la participación de cristianos en las demostraciones revolucionarias.

Su crítica más fuerte contra la Junta Militar fue a raíz de la muerte de 27 coptos por ataques de soldados y musulmanes en octubre en el distrito de Maspero, al afirmar que "esos mártires son nuestros hijos queridos y su sangre no cayó en vano".

rc/ucl
código del documento : 146507
enviar a un amigo
enviar a un amigo
recepción del documento
recepción del documento
imprimir
imprimir
e.mail :
su opinión :
mostrar e.mail